Logo BCC 2
USD Oficial
0.06%
861.5
USD Informal
1.9%
1050
USD CCL
3.38%
1096.33
USD MEP
2.71%
1056.59
USD Ahorro
0.06%
1378.4
USD Tarjeta
0.06%
1378.4
USD Qatar
0.06%
1378.4
USD Oficial
0.06%
861.5
USD Informal
1.9%
1050
USD CCL
3.38%
1096.33
USD MEP
2.71%
1056.59
USD Ahorro
0.06%
1378.4
USD Tarjeta
0.06%
1378.4
USD Qatar
0.06%
1378.4

Semáforo: dólar, tasas y luces roja, amarilla y verde para 6 variables clave de la semana

Como destacamos en la edición anterior de esta columna, el Banco Central finalmente convalidó una nueva suba de tasas.  Desde el lunes un plazo fijo minorista a 30 días rinde casi 8%.

¿Alcanza para seducir al ahorrista? De momento pareciera que no. Si bien habrá que monitorear la evolución del stock de plazos fijos privados, la nueva «super tasa» ya arrancó corriendo de atrás a los precios. Según diversas mediciones privadas la inflación de mayo rondaría el 9%, estamos arañando el doble dígito mensual.

El Tesoro enfrentó la primera licitación de deuda del mes y la suba de tasas del Central pudo haberle jugado en contra. Por primera vez no ofreció una LEDE (letras a descuento a tasa fija, es decir, deuda no indexada), posiblemente por el sustancial aumento de los rendimientos implícitos que tuvieron estos títulos en el mercado secundario producto del reacomodamiento de las tasas de interés.

Aun así, la licitación anduvo bien: Finanzas consiguió financiamiento por casi 131% de los vencimientos que enfrentaba. El rollover de la deuda se sostuvo y no encendió una alarma, pero la composición del financiamiento sí lo hizo: al igual que en abril, prácticamente la totalidad del endeudamiento fue indexado. Puntualmente, 97 de cada 100 pesos que consiguió fueron indexados a la inflación («deuda CER») o al dólar oficial («deuda dollar-linked»).

Con cobertura inflacionaria o cambiaria el mercado está en modo siga siga. Cobertura: una condición necesaria, pero ¿suficiente? 

Luces rojas: dólar y resultado fiscal 

Se alertó una semana atrás que el billete podría picarse tras el mal dato inflacionario. El dólar blue repuntó en la semana desde $475 a fines de la semana anterior a $486-$488 al cierre del viernes 19. Así y todo, sigue nominalmente estancado debajo de los $500 que marcó a fines de abril. En el interín la economía largó por lo menos 7%-8% de inflación (se abarató en términos reales). Sin embargo, la principal atención no la captó el dólar paralelo, sino los dólares financieros negociados por pantalla. Puntualmente, saltaron el MEP y CCL implícitos en AL30 y GD30 negociados en el segmento PPT que el Gobierno había logrado contener a costa de regulaciones (RG957 CNV) e intervenciones. El Gobierno se corrió y dejó que estos dólares artificialmente subsidiados se acerquen a los dólares implícitos en acciones, CEDEARs y negociados por SENEBI (el segmento OTC de negociación, dicho mal y pronto el «blue» de la bolsa). Comprimió la «brecha de la brecha«. Luz roja de cara a la próxima semana: habrá que hacerle marca personal. ¿Se corrió definitivamente el Gobierno? Imposible saberlo. El viernes ya volvieron algunas tímidas intervenciones.

Hoy se conocerá el resultado fiscal de abril. La dinámica previa y la perspectiva no es favorable. A pesar del ajuste que el Gobierno viene llevando a cabo en las partidas del gasto, la caída en la recaudación dilapida los esfuerzos. Se derriten los ingresos por derechos de exportación e importación. El Gobierno ya incumplió la meta fiscal del primer trimestre y la recaudación se resintió en abril (-8,9% mensual real) a pesar de que los ingresos por IVA (principal fuente de recursos tributarios) crecieron un 4,1% real mensual.

Luces amarillas: commodities y comercio

Cuidado con los precios de nuestros principales productos de exportación. En menos de tres meses el precio de la soja cayó un 15% en los mercados internacionales y ronda los 480 dólares la tonelada. La supercosecha en Brasil empuja a la baja a los precios y opaca el efecto positivo en precios que debería tener la sequía argentina. El riesgo recesivo global no ayuda. Dicen que la soja es peronista: ¿anticipo de un cambio de color político? Sin dudas un anticipo de un dolor de cabeza para el 2024.

El miércoles el INDEC publicará los datos de ventas de supermercados, shoppings y mayoristas de marzo. La inflación ya se había acelerado por aquel entonces. La clave está en un poder de compra muy deteriorado. Preocupa más el dato de abril (que conoceremos en junio) tras el fuerte repunte inflacionario y la escalada del blue. A su vez, también el miércoles el Banco Central publicará el balance cambiario de abril: los datos de comercio exterior que informó el INDEC la semana pasada anticipan números no favorables.

Luz verde: posición vendida en futuros BCRA y EMAE

El Banco Central publica el martes la planilla de divulgación de datos al FMI donde, entre otras partidas, informa su posición vendida en futuros. ¿Por qué luz verde? El acuerdo con el Fondo le da margen para estar vendido por USD 9.000 M. A marzo su posición vendida era menor a USD 500 M. El interés abierto creció en abril, indicio de que el BCRA pudo haber empezado a vender más futuros. Margen de maniobra le sobra. ¿Apostará en contra de la devaluación?

Por último, el martes se conocerá el Estimador Mensual de Actividad Económica de Marzo. La industria y la construcción tuvieron sólidos desempeños en marzo: ¿alcanzará para compensar la retracción del agro?

 

Fuente: iprofesional.com

Read Previous

Salto de los dólares financieros: por qué dejó de intervenir el BCRA y qué espera el mercado

Read Next

¿Cuáles son las diez estrellas del mercado que suben entre 100% y 280%?