Logo BCC 2

Bonos, dólar, inflación y metas fiscales en la mira para el próximo mes

Mercado internacional

Wall Street cerró un nuevo mes y se despide con sus principales índices con acumulados negativos. Y es que aún preocupan las medidas cada vez más agresivas que pueda adoptar la Fed para aplacar la ferviente inflación que mantiene con intranquilidad a los estadounidenses. Esto se da en el marco en el que Jerome Powell ayer confirmó que adoptaría medidas más fuertes para evitar que la economía caiga en un “régimen de inflación más alta”, a pesar de que se pondría en riesgo el crecimiento de la economía.

Junto con la inflación de EE. UU., los países europeos continúan con altos niveles inflacionarios, y el panorama augura que esto se prolongará, con el aumento de los precios de la energía como principal factor debido a que se trasladaron los altos costos a toda la cadena de suministro. Frente a esta situación, Lagarde (Presidenta del Banco Central Europeo) ya anunció que también adoptará medidas más agresivas, como la suba de tasas para contener la aceleración de los precios. En este sentido, la paridad del dólar-euro cada vez se achica más y esto deja entrever que el dólar se aprecia cada vez más frente a la moneda europea.

Con relación a los sectores sin lugar a dudas los defensivos fueron los que más amortiguaron las grandes caídas, y cuando hablamos de defensivos hacemos referencia al consumo masivo, sector de salud y hasta el de servicios públicos, ya que presentaron los menores descensos del mes. El ETF XLU (servicios públicos) finalizó con una baja mensual del 5%, mientras que el XLP (consumo básico) tuvo una variación mensual negativa del 2,9% y el XLV (salud) lo hizo en un 2,6%. Por el contrario, el peor desempeño fue para el sector aerocomercial debido a que el ETF que representa el sector (JETS) finalizó con una variación negativa mensual de casi el 20%.

Para finalizar, la volatilidad que atravesó al primer semestre del año describe la situación compleja que se mantiene hasta la actualidad, que comenzó con la guerra entre Rusia y Ucrania y con los rebrotes y nuevos confinamientos que fueron —a grandes rasgos— algunos de los epicentros que propiciaron aún más este escenario de incertidumbre. En este sentido, los tres principales índices finalizaron con grandes pérdidas en la primera mitad de año: el QQQ que representa el sector de las grandes tecnológicas acumula desde enero a hoy una caída del 28% seguido por el S&P500 en un 20% y el Dow Jones en un 15%. Si bien Wall Street en las últimas semanas luchó por ganar terreno, esto no fue suficiente y tanto el Dow Jones, S&P500 como el Nasdaq promediaron una baja del 7% en el mes.

Mercado local

El mercado local sigue mostrándose como el protagonista, con grandes signos de alta volatilidad que se pronunciaron aún más en las últimas semanas, con las caídas estrepitosas de la curva en pesos. Por su parte, hoy la renta variable finalizó en su mayoría con sus cotizaciones positivas, aunque el Merval despide el mes con una variación negativa del 3,5%. En este contexto, las principales subas del panel líder estuvieron dadas por COME, TXAR y ALUAR.

Uno de los principales desafíos que enfrentó el Ministerio de Economía fue la gran licitación del martes, debido a que los privados acumulaban grandes vencimientos de Ledes y Lecer. El resultado fue exitoso ya que cubrió todos los vencimientos, además de obtener un fondeo extra. Esto jugó un papel fundamental a la hora de aliviar los compromisos y aliviar el ruido generado, de esta forma, pasó el test de confianza del mercado.

En esta línea, como resultado de la implementación del cepo a las importaciones, el Banco Central ayer logró la aumentar las reservas con compra de dólares más grande desde el 2016 la cual fue de US$ 583 millones, mientras que hoy logró comprar otra suma importante de US$ 536 millones con lo que cerró el mes con un saldo positivo de US$ 950 millones. Cabe recordar que uno de los principales desafíos es la acumulación de reservas en dólares para cumplir con una de las metas del FMI.

Por su parte, los bonos indexados por Cer subieron en el tramo corto y medio de la curva y los mayores rendimientos continúan estando en los que tienen vencimientos posterior al actual mandato presidencial tales como el TX24 que al día de hoy rinden CER+15%. Esto se da en un contexto en el que las últimas semanas tuvieron grandes caídas frente a los fuertes rumores que circulaban de cara a una posible reestructuración.

En cuanto a los bonos soberanos en dólares, en la semana tocaron precios mínimos históricos con el referente AL30 que rompió la barrera de los US$ 20 en su plaza dólar local. A precios de hoy, la tasa exigida quedó en 42% y en lo que va del mes registró una caída del 17%, mientras que en el semestre acumuló una caída del 33%. A la par, los globales con legislación exterior se mantienen en la misma línea y empujan a el índice riesgo país que esta semana llegó a tocar máximos históricos y superó la barrera de los 2.500 puntos básicos; hoy en 2.374 puntos básicos.

Para finalizar, el dólar MEP obtenido por la compraventa del AL30 se acercó a los $250, mientras que el CCL (contado con liquidación) se ubicó en los $253. De esta manera, la brecha entre el dólar oficial y MEP se ubicó en torno al 90%.

Read Previous

Entre la extrema volatilidad, los bonos se disparan

Read Next

“Cuando se incendia la casa, es mejor llamar a los bomberos que a un piromaníaco”