Logo BCC 2
USD Oficial
0.06%
861.5
USD Informal
1.9%
1050
USD CCL
3.38%
1096.33
USD MEP
2.71%
1056.59
USD Ahorro
0.06%
1378.4
USD Tarjeta
0.06%
1378.4
USD Qatar
0.06%
1378.4
USD Oficial
0.06%
861.5
USD Informal
1.9%
1050
USD CCL
3.38%
1096.33
USD MEP
2.71%
1056.59
USD Ahorro
0.06%
1378.4
USD Tarjeta
0.06%
1378.4
USD Qatar
0.06%
1378.4

Fuertes bajas en los mercados

Mercado internacional

El mercado estadounidense tuvo un día de fuertes bajas en la mayoría de los sectores, entre los cuales podemos destacar a los sectores de tecnología, servicios de comunicación, energía y consumo cíclico. Por el contrario, las empresas ligadas en su mayoría al consumo defensivo, como alimentos, se mostraron resistentes a las bajas; en este escenario, el ETF XLP logró sostenerse en terreno positivo y cierra con un aumento de 0,31%.

En línea con lo anterior, la baja se da en un contexto en el cual Fitch, una agencia calificadora, despojó a EE. UU. de su calificación de “triple A” a “AA+” y aludió a un posible deterioro fiscal para los próximos años y a las tensas negociaciones sobre el techo de la deuda. De esta manera, el ETF de referencia SPY bajó 1,38%, el QQQ 2,19%, mientras que el DIA se lleva un descenso de 0,99%.

Mercado local

El mercado local no quedó atrás en las bajas del día y se suma al mercado global con un descenso para el índice Merval en dólares de 3,2%. Entre las mayores bajas podemos mencionar de nuevo al sector financiero: Grupo Galicia, Banco Macro, Grupo Supervielle y Banco Francés descendieron en promedio 4% en su plaza en dólares.

Por otro lado, los bonos soberanos tuvieron un comportamiento positivo en líneas generales tanto en pesos como en dólares, lo cual llevó al dólar MEP a cerrar en $512 con una leve suba de 0,6%; y por su parte, el CCL anota una nueva suba de 1,5% y deja una brecha entre los financieros que se acerca al 11%.

 

Fuente: rava.com

Read Previous

Efecto PASO: para Wall Street, el “día después” a las elecciones se parecerá más a 2015 que al derrumbe de 2019

Read Next

Cómo cubrirse ante una devaluación sin comprar dólares